domingo, 31 de enero de 2010

Los Derechos de los Gays

Los Derechos de los Gays

Un Uganda se ha propuesto la pena de muerte para los gays. El Ministro de Ética e Integridad, James Nsaba Buturo, ha dicho que los homosexuales “se pueden olvidar de los derechos humanos.” Fue este el mismo ministro que hace poco trató de prohibir el uso de minifaldas en su país. Esta política absurda contra la población gay no es solo un atropello a las libertades, sino un peligro para un gobierno que, de seguir con estas propuestas, va a perder el respeto y el apoyo del mundo desarrollado.

Las últimas noticias parecen indicar que el gobierno está suavizando su posición y que solo impondrá cadena perpetua a los homosexuales. Activistas gays por un lado, y grupos ultra ortodoxos cristianos americanos por el otro, se debaten sobre si el homosexualismo es un derecho o un pecado mortal. Esta batalla sobre principios y cultura se libra en muchas partes de África. Stephen Langa, el promotor de la posición anti gay en Uganda dice que los homosexuales constituyen una amenaza a la institución familiar y a los valores tradicionales de su país.

Algunos evangelistas cristianos norteamericanos, desacreditados en Estados Unidos por sus posiciones intolerantes y retrógradas, insisten que el homosexualismo es una enfermedad curable y han desarrollado seminarios y curaciones para convertir a los homosexuales en heterosexuales. En un país mayormente rural en el cual los Cristianos ejercen gran influencia, y donde la primera dama ha sugerido un censo de vírgenes para combatir el SIDA, el terreno es fértil para los radicales anti gay.

Existen muchos países en los cuales los actos sexuales entre personas del mismo sexo son ilegales. Algunos son: Algeria, Marruecos, Sudán, Tunisia, Ghana, Sierra Leone, Camerún, Jamaica, Trinidad y Tobago, Kuwait, Líbano, Arabia Saudita, Siria, Afganistán, Pakistán, Corea del Norte, Malasia, Singapur, entre otros. En algunos países musulmanes como Irán y Yemen el castigo a los gays es la pena de muerte. En los demás, las penas varían desde 6 meses en prisión con trabajo forzado hasta cadena perpetua.

Por otro lado, en países más liberales como Noruega, Suecia, Bélgica y España, Holanda y Canadá hay estrictas leyes contra la discriminación por preferencia sexual. Es decir, los homosexuales tienen los mismo derechos de los heterosexuales, incluyendo matrimonio, adopción, participación en las fuerzas militares y reconocimiento de cambio de sexo.

En Colombia no es permitido el matrimonio entre homosexuales pero desde 1981 la actividad homosexual no es un crimen, y desde el 2007 hay reconocimiento legal a relaciones de personas del mismo sexo. Es decir, las parejas de homosexuales registradas tienen los mismos derechos de pensión, seguridad social y propiedad que las parejas heterosexuales. Esto, gracias a que en Colombia hay políticos de mentalidad progresista como el prominente ex Alcalde de Bogotá, Lucho Garzón, y el popular senador Armando Benedetti.

Los países en los cuales los homosexuales carecen de derechos son los mismos en los cuales la autoridad es un monopolio, las mujeres son propiedad de los hombres y disentir es un delito. Cuando las minorías no tienen libertades, los jóvenes se frustran y se engendra el odio y la violencia.

La lucha de los homosexuales en Uganda es una lucha por la vida. También es una lucha por la tolerancia, la solidaridad, la inclusión y la libertad, y en contra el fanatismo, la ignorancia, el despotismo y la represión.

1 comentario:

luis dijo...

No estoy de acuerdo con el recule del ovejo, que ejemplo le puede dar un marica a un hijo, que sea amanerado o que, no destrucción total de la sociedad, un marica es un resentido social e igual los de sus mismas indoles...