jueves, 27 de diciembre de 2012

Empoderando a las Comunidades a través de la Innovación Social


Empoderando a las Comunidades a través de la Innovación Social                                                                                                                                                                             Por: Samuel Azout[1]

“Superar las barreras de acceso requiere desarrollar nuevas formas de actuar, capitalizando las fortalezas de cada sector, es decir, vincular soluciones innovadoras a problemas sociales”
Plan Nacional de Desarrollo - Prosperidad para Todos, 2010-2014
                                                                                                                                                                 
                  A la innovación social suelen darle definiciones complejas. Es preferible definirla de manera simple: “nuevas ideas que funcionan.” No debemos confundir innovación social con mejoramiento continuo; este último es un concepto incremental, mientras la innovación social es disruptiva. También diferenciemos innovación de creatividad e invención, elementos vitales en la generación de nuevas ideas, pero que excluyen el duro trabajo de implementación y difusión, necesario para que las innovaciones sean verdaderamente útiles.
                  La innovación social  en Colombia se está convirtiendo en una importante y ambiciosa alternativa para generar soluciones a las necesidades de la población con mayor vulnerabilidad. Lo interesante y novedoso de esta alternativa es que funciona en una lógica de articulación entre lo público, lo privado, la sociedad civil, la academia, y la comunidad, en un esquema que ha probado ser altamente eficiente.
                  El cambio social depende de alianzas entre “abejas” y “árboles.”  Las abejas son organizaciones pequeñas, individuos o grupos que tienen nuevas ideas, y los árboles son organizaciones grandes, gobiernos, ONGs o filántropos transformadores. Las abejas son ágiles y rápidas, y los árboles tienen el músculo financiero y político necesario para adelantar los proyectos. Se necesitan unos a los otros, el cambio social resulta de alianzas entre ambos.
                  El Centro de Innovación Social – CIS, operado por la Agencia Nacional para la Superación de la Pobreza Extrema - ANSPE,  en asocio con 11 “Pioneros,” promueve y desarrolla ambiciosos proyectos de innovación social en Colombia. Los 11 “Pioneros” comprometidos con este proyecto son: Bancolombia, Cerrejón, Bavaria SabMiller, Alpina, Exxon Mobil de Colombia, Almacenes Éxito, Coca Cola, Une Telecomunicaciones, Davivienda, Ecopetrol S.A., y la Agencia de Los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional USAID.
                  Coordinados por Compartamos con Colombia y acompañados por Social Lab de Chile, ANSPE y sus Pioneros han adelantado una convocatoria abierta para encontrar soluciones innovadoras en mejoramiento de vivienda para familias de la Red UNIDOS. Después de identificar en campo las necesidades y preferencias de la comunidad con relación al déficit cualitativo de vivienda, se abordaron los siguientes temas: espacios diferenciados, hacinamiento, pisos de tierra, materiales adecuados de la vivienda, iluminación, ventilación natural y privacidad. Las iniciativas ganadoras recibirán hasta 150 millones de capital semilla por parte de los Pioneros ademas de apoyo para garantizar la sostenibilidad de los proyectos.


                  Otra inicitaiva que adelantó el Centro de Innovación Social fue Ideas para el Cambio. Se trató de una convocatoria de innovación social abierta en alianza con Colciencias y el Banco Interamericano de Desarrollo – BID, a través de la cual se identificaron soluciones innovadoras para atender problemáticas de agua de familias en pobreza extrema en Putumayo, Risaralda y La Guajira. Inicialmente, las comunidades de estas regiones postularon sus necesidades en torno a 3 dimensiones del agua: a) como factor para satisfacer las necesidades básicas, b) como factor de crecimiento económico y social, y c) como factor de riesgo por inundaciones y cambio climático. La comunidad científica postuló 61 propuestas. Los Comités Regionales de Ideas para el Cambio seleccionaron 11 proyectos ganadores, los cuales se implementarán durante el 2013.

                  En la actualidad, CIS adelanta un proyecto de innovación social radical en el corregimiento de San José de Saco, municipio de Juan de Acosta, Atlántico. Este corregimiento cuenta con una población diversa que incluye indígenas y afro descendientes. La población se encuentra desarticulada de la dinámica económica de la cabecera del municipio debido a condiciones geográficas y culturales. 84% de la población de Saco vive en situación de pobreza extrema. El proyecto implementa una metodología que permite identificar las necesidades más sentidas, estableciendo un ambiente de cercanía y empatía con la Comunidad.

                  A través de espacios participativos, procesos de facilitación y empoderamiento  comunitario, se establecieron los retos sociales más importantes de San José Saco. El modelo permitió desarrollar procesos de co-creación  (creación conjunta) de soluciones y de reconocimiento de la Comunidad como agente de cambio. El primer resultado del proceso fue una iniciativa de habitabilidad explorando técnicas alternativas de construcción a través de diseño participativo que incluyó los saberes e intereses de la comunidad. Los espacios de diálogo persiguen la generación de capacidades de asociatividad para la gestión de proyectos, un verdadero empoderamiento local.

                  En Saco también se ha fomentado una nueva relación entre la comunidad y su entorno, a través del manejo integral de residuos sólidos. El inadecuado manejo de estos residuos es la principal causa de los problemas de salubridad e incremento del riesgo de inundación por afectación del ecosistema. En el marco de este componente, nace la iniciativa denominada “Parque Saco Recicla,” que tiene como objetivo generar una nueva noción de habitabilidad que transcienda la estructura física de la vivienda, y permita generar una nueva y mejor relación con entorno.

                  Los aprendizajes  capturados en este piloto de innovación social radical serán cruciales para promover, desde lo público, nuevas estrategias hacia el desarrollo de competencias colectivas en las comunidades, e impulsar en ellas su capacidad de auto-gestión. Este enfoque trasciende el asistencialismo, imprime un sello de sostenibilidad socio-ambiental en los territorios, y busca impactar política pública sobre procesos de desarrollo en el país.

                  La intención de CIS / ANSPE es posicionar la innovación social como protagonista central del desarrollo, siempre buscando el respeto de los derechos económicos, sociales y culturales de población tradicionalmente excluida. Se trata de promover soluciones disruptivas, muy diferente a las acciones asistenciales que carecen de autonomía de decisión por parte de las Comunidades. Simplemente, es ayudar a la gente a que se ayude a sí misma. [2]


[1] Director Agencia Nacional para la Superación de la Pobreza Extrema - ANSPE
[2] Los lectores y organizaciones interesadas participar en el desarrollo de la innovación social pueden escribir al CIS / ANSPE  innovacionsocial@anspe.gov.co

2 comentarios:

Gabriel Moreno dijo...

Es muy interesante su planteamiento estoy muy interesado en aprender a formular proyectos sociales, cual es el modus operandi para la presentacion y sustentacion de este tipo de proyectos para conseguir el opoyo del sector privado y publico.

Amy Raisbeck dijo...

Hola,

Es interesante la metodologia y la visión que comparte sobre innovación social. Que puede compartir sobre los resultados conocidos hasta ahora? O tal vez sobre los aprendizajes del proceso si aun no hay resultados?