domingo, 14 de septiembre de 2008

Emprendedores Sociales

Emprendedores Sociales: La Nueva Esperanza

            Nos enseñaron desde pequeños que existe una fórmula para lograr desarrollo económico y equidad social. La fórmula reside en la existencia de estados soberanos con fronteras geo-políticas donde funcionan dos grandes sectores: el sector privado – las empresas, y el sector público – el gobierno. Fundamentalmente, la idea es que el primero genera la riqueza mientras el segundo la distribuye. El balance entre estos dos sectores sigue siendo motivo de debate político y socio-económico: los conservadores o republicanos prefieren más mercado y menos gobierno, y los liberales o demócratas prefieren mas gobierno y menos mercado. Aquellos llamados ‘neo-liberales’, han sugerido que el equilibrio perfecto es ‘tanto mercado como sea posible y tanto gobierno como sea necesario’.

            La verdad, sin embargo, es que esta formula ‘gobierno / mercado’ no ha resuelto los problemas de la humanidad. Por el contrario, desde la revolución industrial, hace más de 250 años, los problemas de la humanidad se han agravado. Hoy en día, 2.400 millones de personas viven bajo la línea de la pobreza - 800 millones viven en miseria absoluta. Una cifra demasiado alta teniendo en cuenta que a comienzos del siglo XX solamente 2.000 millones de personas habitaban el planeta. Cada año mueren mas de 1.500.000 personas como resultado de guerras y actos violentos, la mayoría de estos civiles, principalmente mujeres y niños. Como si esto fuera poco, en la actualidad existen 40 millones de personas desplazadas o refugiadas, la mayoría de estas en África – en Colombia hay más de 2 millones de desplazados por la violencia.

            La evidencia también indica que estamos perturbando el planeta. El calentamiento global, la deforestación, la eliminación de especies de gran importancia para el balance ecológico y la escasez de agua amenazan la sostenibilidad del mundo. No tenemos suficiente tierra ni agua para producir los recursos que consumimos y absorber las basuras que generamos. Se estima que en 40 años estaremos consumiendo la producción biológica anual de dos planetas. Es decir, estamos acabando con nuestro capital ecológico, fuente esencial y primaria de nuestra existencia.

            Pero no todo está perdido. Ha nacido una nueva ilusión: los emprendedores sociales. Los emprendedores sociales son aquellos hombres y mujeres que trabajan de manera innovadora para corregir los problemas que los sectores público y privado no han podido solucionar. Estos nuevos emprendedores pueden originarse en el gobierno, en el sector privado o en la sociedad civil. Lo que los distingue es que, a través de soluciones creativas, están comprometidos a resolver los problemas que nos apremian.

            Los emprendedores no se adhieren a ideología o disciplina política alguna, generalmente son libre-pensadores y supra-partidistas. Para ellos, la creación de valor social es lo más importante, por eso no dudan en compartir sus ideas con los demás. Como buenos emprendedores, toman riesgos altos. También se distinguen por su audacia, determinación y pasión por el cambio.

            Los emprendedores sociales no tratan solo los síntomas, prefieren encontrarle soluciones de fondo a los problemas. No crean instituciones de caridad, establecen verdaderas empresas sociales. Como señala Bill Drayton –fundador de la organización mundial Ashoka –  los emprendedores sociales “no se conforman con regalar el pescado ni con enseñar a pescar; no descansarán hasta tanto no hayan revolucionado toda la industria pesquera”.

            Ellos y ellas son la nueva esperanza de la humanidad.

1 comentario:

CHUCKT CHRONISTER dijo...

Muy de acuerdo con su planteamiento. Lo anterior implica convocar a la comunidad para que sean participes de su propio desarrollo.